Noticias

Se desarrolló el Primer Congreso sobre Archivos Históricos 

Publicado el

Con motivo de cumplirse el 25° aniversario del fallecimiento del Fray José Luis Padrós, quien se destacó por ser el titular del Archivo Histórico del Convento San Francisco Solano (que lleva su nombre), se realizó en Río Cuarto el primer Congreso sobre Archivos Históricos (su aporte a la educación).

En ese marco, la Lic. Inés Farías, Directora del Archivo Histórico del Convento San Francisco Solano, aseguró que el Congreso tuvo dos objetivos: “Tiene una finalidad formativa, que se conozcan y se valoren los archivos por un lado, y por el otro que desde la educación, lo conozcan y lo valoren”.

“Los archivos son sumamente importantes, sobretodo los históricos, porque conservan la memoria de los pueblos, y si hablamos de los archivos religiosos, eclesiásticos, siempre me conmueve la frase de Pablo VI que dice que los archivos son la memoria del paso de Cristo entre Él y su pueblo. Esa memoria que va quedando, esa huella es la que conserva los archivos” subrayó.

En tanto, el Pbro. Juan Giordano, Vicario General de la Diócesis y Director del Archivo Histórico Diocesano, indicó que para los cristianos, los archivos son el testimonio de la vida de las comunidades y del paso del Señor por la historia.

“En los archivos encontramos también el legado de nuestros antepasados que ayudan a la Iglesia a descubrir de qué manera, en el presente, sigue cumpliendo su misión qué es evangelizar. Nuestros archivos son bienes de la comunidad, de la cultura, son bienes patrimoniales y como tales son también un patrimonio de todos, no sólo de los creyentes. Por eso la Iglesia se preocupa de conservarlos, cuidarlos y hacer todo lo posible para que, de acuerdo a las normas que tiene sobre el uso de los mismos y sus reglamentos, se puedan poner a disposición de los estudiosos y de la comunidad toda” explicó.

Por otra parte, la Lic. Inés Farías aseguró que, los archivos y documentos físicos “siempre sigue dando testimonio de cómo es”. “El archivo digital muestra el contenido, la forma. El historiador se emociona teniendo la mano ese papel y viendo esa tinta y ese rasgo, más fuerte o menos fuerte que tiene el documento. Lo digital es útil, sirve y conserva pero lo físico es un testimonio único” sostuvo.

En ese sentido, el P. Giordano destacó que el desafío es cómo integrar la cultura de la tecnología, y que los “archivos nos ponen en contacto con el testimonio en papel, en documentos, de la vida de nuestras comunidades y con una actitud que implica paciencia, estudio, y contemplación”. “A veces están en letra que no es legible o en papeles que se han deteriorado, y a veces hay que leer mucho para encontrar lo que uno busca” ejemplificó.

El congreso tuvo lugar el 5 y 6 de julio, y fue organizado conjuntamente por el Archivo Histórico Diocesano, el Archivo Histórico del Convento San Francisco Solano, y el Instituto Superior María Inmaculada (ISMI).

Deja un comentario